sábado, 11 de febrero de 2017

Por qué no estaré en Vistalegre 2



Mucha gente me pregunta si voy a estar presente en la asamblea de Vistalegre 2. Por diversos motivos no me será posible. En primer lugar, por un motivo formal: no veo sentido a una asamblea en la que no hay gran cosa que debatir, pues lo esencial ya habrá sido votado antes de la propia asamblea. En segundo lugar, tengo también para no ir un motivo afectivo. Sí, también existen los motivos afectivos, y, en este mundo de fieras, no me da vergüenza reconocer mi propia vulnerabilidad.

A mí con un Vistalegre me sobró. Tengo pocos recuerdos en mi vida tan tristes y humillantes como la escenificación del aplastamiento del 15M en nombre del propio 15M que se dio en Vistalegre I. Tengo que remontarme a mi adolescencia y mi ya remotísima y breve militancia en el PSOE para recordar una tan descarnada violación de las conciencias. Y aún así. Esto fue aún más brutal, porque fue orquestado, deliberado: se trataba de romper moralmente a mucha gente, poniéndola ante la disyuntiva de abandonar sus principios y aceptar los contrarios, o no seguir en el proyecto. Todo ello justificado por una pretendidamente sutil dialéctica del poder conforme a la cual la conquista de la democracia se había de realizar mediante su completo abandono. Todo ello para cosechar estas cenizas, para encontrarnos hoy en este vacío aterrador donde resuenan pomposos discursos.

No me veréis por allí, aunque seguiré activo en el espacio abierto por el 15M y que el Podemos inicial estructuró de manera potencialmente eficaz. Espero que la lista en la que me incluyeron la confianza y amabilidad de mis compañeros y amigos de Podemos en Movimiento saque muy buenos resultados, pues serán necesarios para vencer el rodillo del infame método desborda, diseñado, como anteriormente la "plancha", para perpetuar una nomenklatura (que hoy se divide en dos). A pesar de Ellos y su disparatada estrategia de toma del poder interna, sigue habiendo vida en Podemos.

Sé que muchos iréis por encontrar a los compañeros y a la mucha gente decente y valiente que sigue habiendo en Podemos. A todos vosotros os deseo mucha suerte en la asamblea. Estaré con vosotros en todas las fases siguientes, bajo, cabe, con, contra, dentro y fuera de Podemos.